hurtado cid serveis jurídics

Inicio » Sin categoría » La aportación de documentación en los despidos colectivos cuando existe un grupo de empresas

La aportación de documentación en los despidos colectivos cuando existe un grupo de empresas

images

 La reciente Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo en su Sentencia núm. 643/2017 de 19 de julio, lo tiene claro: La principal finalidad del periodo de consultas es la de que los representantes de los trabajadores tengan una información suficientemente expresiva para conocer las causas de los despidos y poder afrontar el periodo de consultas adecuadamente. La ausencia de comunicación de las cuentas de las otras sociedades del grupo del que formaba parte la empresa, es trascendente y relevante ya que se trata de información necesaria para conocer las causas esgrimidas por la empresa para llevar a cabo el despido colectivo.

    Con tales principios la Sala, cuyo Ponente ha sido el Magistrado Ilmo. JESUS GULLON RODRIGUEZ, estima el recurso de casación interpuesto por los trabajadores demandantes contra la empresa Nuasa, S.L.,  la cual estaba integrada en un grupo de empresas conformado con las sociedades Centrowagen SL, Distribución y Ventas SL, Servicios Empresariales Fisebasa SL, Colcar Alquiler de Vehículos sin Conductor SL, Km 0 Multimarca SL., empresas domiciliadas en España, pertenecientes al mismo sector de actividad, con saldos acreedores o deudores con la empresa Nuasa, S.L.

    La alegación de los trabajadores para interesar la nulidad del despido era que no se habían aportado en el periodo de consultas del despido colectivo, ni en ningún otro momento antes del mismo, las cuentas de las empresas integrantes del grupo.

    La Sala concluye que la ausencia de aportación de los documentos exigidos resulta evidente que afecta a la información necesaria que han de tener lo trabajadores para saber si concurren las causas económicas y organizativas invocadas por la empresa para llevar a cabo justificadamente el motivo de extinción de contratos, precisamente para conocer la verdadera situación de la que adopta la decisión de despido colectivo ante la posible existencia de saldos deudores o acreedores, o de relaciones económicas diversas entre ellas que tengan reflejo en las cuentas que han de aportarse y que podrían ser relevantes.

    Así, la Sentencia aporta luz por cuanto en el presente caso no se ha pretendido en ningún momento calificar el grupo de sociedades de otra forma que no sea de mercantil y perfectamente lícito, ni por ello que la responsabilidad de la calificación del despido y sus consecuencias se extienda a todas las empresas del grupo, limitándolo siempre a Nuasa, S.L. en exclusiva, o sea a la empresa que adopta la decisión de extinguir. No estamos ante el frecuente caso de un grupo de empresas de carácter patológico que, una vez declarado como tal, irremediablemente conlleva a la nulidad de los despidos colectivos por falta de aportación de la documental correspondiente al resto de empresas del grupo. Aquí se trataba de un grupo mercantil, totalmente lícito.

Fuente: José Hurtado Cobles


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s