hurtado cid serveis jurídics

Inicio » Sin categoría » LA PRIMA DE EXPATRIACIÓN POR TRABAJOS EN EL EXTRANJERO DEBE COMPUTARSE A EFECTOS DE INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO

LA PRIMA DE EXPATRIACIÓN POR TRABAJOS EN EL EXTRANJERO DEBE COMPUTARSE A EFECTOS DE INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO

images (3)

Tradicionalmente se ha venido entendiendo que la indemnización abonada en concepto de expatriación no debe computarse a los efectos de calcular indemnización por despido. Pero siempre que ésta responda a suplir los gastos llevados a cabo como consecuencia de la actividad laboral en el exterior, pues en caso contrario, cuando todos los gastos derivados del trabajo en el extranjero ya han sido sufragados íntegramente por la empresa y se abone, además, un “plus de expatriación”, éste no tendrá la consideración de retribución extrasalarial pues, según la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 22 de febrero de 1985, pues su razón de ser no puede ser, por consiguiente, compensarle por aquellos gastos que ya han sido abonados.

Así, esta antigua Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 22 de febrero de 1985, en la que fue Ponente el Sr. Luis Santos Jiménez Asenjo, venía a decir “…, el denominado plus de expatriación que el demandante percibió mientras permaneció en Indonesia al servicio de la demandada, no puede estimarse que trata de compensar o indemnizar los gastos derivados del desplazamiento a Indonesia, que la sentencia de instancia ha estimado para no computarle en la indemnización correspondiente a la declaración de improcedencia del despido del demandante, pues los gastos de desplazamiento del actor de España a Indonesia y regreso eran sufragados íntegramente por la empresa demandada, ni tampoco tenía la finalidad de compensar al trabajador los mayores gastos que sus desplazamientos fuera de su domicilio le originaran al tener que comer y dormir fuera de él, ya que debido a las condiciones de la obra donde tenía que prestar sus servicios estaba en régimen de campamento con alojamiento, subsistencia, educación y transporte a cargo de la empresa, en consecuencia al no estar dicho plus incluido en ninguna de las excepciones enumeradas en el precepto que se denuncia infringido, debe considerarse salario a tenor de lo dispuesto en el número 1.º del citado art. 26 del Estatuto de los Trabajadores”.

Ahora, en un caso donde se valoraba la necesidad de vivienda o no por parte del trabajador desplazado durante el tiempo de su desplazamiento, la Sala de lo Social del Supremo en su reciente Sentencia de fecha 29 de enero de 2019 viene en realidad a mantener la misma línea interpretativa pues vuelve a manifestar que la determinación de la naturaleza jurídica de los diversos componentes retributivos y en sus consecuencias fiscales y laborales, (la cualidad salarial/extrasalarial de los mismos) únicamente ha de venir determinada por causalidad atributiva del elemento, que revestirá naturaleza indemnizatoria – extrasalarial- cuando compense un gasto exclusivamente determinado por la concreta movilidad geográfica, en tanto que resultaría inexistente de no haberse producido el cambio de lugar en la prestación de servicios; y a la inversa, sería meramente salarial cuando la única alteración en el imprescindible gasto -vivienda- únicamente fuese el lugar de su desembolso [en España o en el extranjero].

Para la Sala la decisión final corresponde al factor tiempo -previsto o real- de la movilidad, por cuanto el abono -por la empresa- del alquiler de la vivienda en el país en que pasan a prestarse los servicios, únicamente puede configurarse como indemnización derivada del trabajo cuando comporta un gasto adicional que añadir al que el trabajador tenía por el mismo concepto de morada mientras prestaba servicios en España. Por tanto “será indemnizatorio -extrasalarial- si el trabajador mantiene su vivienda y alquiler en nuestro país, pese a su necesidad de vivienda en el país al que se ha movilizado, por tratarse -ordinariamente- de un mero “desplazamiento”, cuya escasa temporalidad desaconseja prescindir de la morada patria, y por ello la necesaria vivienda en el país al que se desplaza le comporta un gasto extra.

Sin embargo “se prescindirá de la vivienda en España cuando estemos en presencia de un traslado propiamente dicho, por cuanto resultaría económicamente incomprensible mantener el inquilinato en nuestro país cuando la prestación de servicios en el extranjero es con carácter indefinido.”

Por último, dado que en el caso el trabajador había sido ya repatriado con unos meses de antelación al despido, según la Sala no puede computarse el plus de repatriación en su totalidad como se solicitaba, por cuanto en la fecha del despido ya no se percibía, pero sí en la parte proporcional a los meses correspondientes al año anterior al mismo en que sí se percibió (es decir, promediando el percibo anual del plus para calcular el módulo indemnizatorio).

Autor José Hurtado Cobles, Abogado, socio de Firma Legal, Máster en Derecho laboral y de la Seguridad Social.

Link a la Sentencia: http://www.poderjudicial.es/search/contenidos.action?action=contentpdf&databasematch=TS&reference=8667276&links=repatriacion&optimize=20190222&publicinterface=true


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s